La entrevista exclusiva del escritor de Latinos del Sur.

¿En qué te inspiraste para escribir Latinos del Sur?

El origen del libro está en llevarle la contra a esa idea que se tiene o se tenía de los latinoamericanos en otras partes del mundo, asumiendo que los chilenos muchas veces no respondemos a ese estereotipo de la felicidad, el baile y las guayaberas. Y en ese proceso de pensar cómo creía yo que nos veíamos a nosotros mismos, fui a recuerdos familiares propios y ajenos, a experiencias diversas, algunas muy personales y otras que escuché. Creo que estos poemas son muy de oídas, de andar con la oreja parada. Lo que me gusta de esta versión es que permite ver el trabajo de visualizar los poemas, incluso los más abstractos, según la mirada de Sebastián Franchini; el ilustrador.

¿A qué atribuyes el interés que han generado tus libros?

Creo que he sido afortunado en haber tenido la opción de que uno de mis libros de cuentos, Elogio del Maracanazo, tuviera un camino impensado para un libro independiente y autogestionado. Y gracias a esa puerta tuve la chance de que esos lectores se interesaran por otros de mis libros. No hablamos de un número grande de lectores, por supuesto, pero sí es un grupo que ha ido creciendo y que siento que valora la libertad y el compromiso que tienen mis trabajos. Latinos del sur es un proyecto que tiene mucho que ver con la interacción con los lectores, porque el ilustrador había hecho las portadas de todos mis libros anteriores en Chile y varios lectores habían propuesto que pudiera ilustrar de forma íntegra alguna publicación futura. Aquí se dio esa sincronía, Sebastián se interesó, y también Adrián Ortega de la editorial Operación Marte de México, a quien le había gustado la primera edición de Latinos del sur, publicada en 2017 por Hojas Rudas. Todo se ha ido conectando y eso es muy gratificante.

¿Qué hace tan especial esta edición que ponemos a disposición de tus fans?

La respuesta es muy clara: las ilustraciones de Sebastián Franchini, porque tal como él dice en el prólogo: «los libros con dibujos son más entretenidos». Además, hay todo un tema con que el colega de México le haya dado luz verde, porque el libro quizás no se podría haber materializado acá. Este es un proyecto que se saltó muchas burocracias para llegar a concretarse, una de ellas fue la opción que tomamos de no querer que tuviera ISBN (el número de identificación de un libro para su comercialización en todo el mundo). Con eso tuvimos la consecuencia de que muchas librerías no quisieron ponerlo a la venta, así que siempre se ha movido por un carril diferente, lo que es interesante para nosotros, porque nos permite explorar otros canales de difusión. 

¿Un mensaje para los lectores?

Que ojalá puedan disfrutarlo en estas dos facetas: poemas + ilustraciones. Y que ojalá se entretengan y se emocionen, que son cosas que nos han pasado a quienes estuvimos involucrados en su creación: Sebastián Franchini en los dibujos, Adrián Ortega de la editorial Operación Marte, Francisco Eguiluz en la producción y yo en la escritura de los poemas. 

Entrevista


Libros

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *